Caso de éxito: Calidad del Agua

El deterioro de la calidad del agua, por contaminación ambiental o por emisiones malintencionadas, puede suponer un gran peligro para la salud humana, la vida acuática y el conjunto de los ecosistemas.

La detección oportuna es de crucial importancia para minimizar y mitigar el impacto de tales eventos, y/o para determinar la fuente de contaminación. La situación se ve agravada por los diversos parámetros que hay que controlar.

Mientras que en muchos casos bastan indicadores sencillos como la temperatura y la conductividad, en otros es necesario controlar parámetros más sofisticados, como el pH, el oxígeno disuelto (OD), la turbidez o el contenido de algas azules.

Con los sensores medioambientales de Rika logramos detectar las variables necesarias para un sistema de monitorización y envío de información para la toma de decisiones y/o control.

Para este caso puntual se implementaron los sensores RK500-02 y RK500-03 con los que se cubren las variables de PH, conductividad y salinidad del agua. Esta información se transmite a través de un conversor 4-20mA LoRaWan (UC11-N1-915 de Milesight) para subir los datos a la nube a través de un Gateway (UG65-915-M-EA de Milesight) y tener un dashboard con los datos requeridos.